jueves, 16 de mayo de 2013

ENSAYO: Thomas Paine: DERECHOS DEL HOMBRE y Amelia Valcárcel; FEMINISMO EN EL MUNDO GLOBAL


Respecto al libro de Thomas Paine, trata temáticas muy modernas en comparación con la mentalidad del tiempo: escribió este panfleto en respuesta a unas reflexiones que efectuó Edmund Burke, sobre la Revolución Francesa.

Este autor, por su forma de expresarse, hace entender la verdadera esencia e importancia de los derechos humanos, que son innatos y poseídos por todos seres humanos, sin discriminación. Además, defiende los postulados del optimismo racionalista, la libertad, la redistribución de la riqueza, el gobierno democrático y la soberanía popular y presenta ideas de comunismo utópico o levantamientos socializantes.

Paine utiliza un estilo muy claro y sarcástico para poder ser entendido por todos. Su obra viene definida como la “Biblia de los Pobres”, porque fue el primer texto de la literatura política en inglés que defendía la causa de las gentes del común desde el punto de vista de la propia gente del común.
Además, crítica el sistema económico de la época, donde los ciudadanos tenían que pagar impuestos indirectos que recaían sobre los artículos más pobres, como el carbón, la cerveza y el pan, hasta el cercamiento de tierras, pasando por la creciente miseria de las ciudades.

El pueblo, según Paine, es el único que puede dar legitimidad a un gobierno en cualquier país. Define la Monarquía y la Aristocracia como improcedentes a la luz de la razón y opuestas a la felicidad común como productoras de guerras y desigualdades.

Esta obra mira hacia una atenta análisis de las verdaderas raíces del descontento de Europa, que situó en el gobierno arbitrario, la pobreza, el analfabetismo, el paro y la guerra.

Muchas son las diferencias que marca entre el sistema Ingles y el Francés: en Francia, la Asamblea Nacional tenía como base la “Declaración de los Derechos del Hombre. Los derechos y los deberes, que vienen aprobados, son elementos naturales, inalienables e imprescindibles que detiene cada ciudadano francés que deben de ser presentes para todos los miembros del cuerpo social.

El sistema Inglés estaba basado sobre el “Common Law”; los derechos estaban reconocidos por la sociedad. Burke defendía este sistema y definía los Derechos del Hombre como abstractos y enfrentará la sensatez y la continuidad del “Common law” frente a los radicales franceses que amenazaban con saltar por los aires cualquier suposición de paz social, instituciones e incluso tradiciones. Su idea era contra la innovación, aprobaba los derechos e instituciones tradicionales, evaluando la racionalidad social y política como esencialmente histórica más que individual.

Según Burke, el estado natural del hombre venia determinado por la vida en sociedad.
El derecho natural era como un concepto previo y absoluto a la vida en sociedad.
Los derechos nacen como fruto de la vida social y los tienen todos los hombres, pero no sobre las mismas cosas, ya que la igualdad es algo contra natura.

Finalmente podemos decir que Thomas Paine fue un hombre de gran cultura y autor de pensamientos que constituyeron una novedad para la época, en Pro de una República, fundada sobre la Libertad, la redistribución de la renta, de la seguridad social, y en contra del Antiguo Régimen.

En cuanto al libro de Amelia Valcárcel; Feminismo en el mundo global, nos quiere presentar como los efectos de la globalización están provocando cambios en las dinámicas del movimiento feminista en el mundo. La autora trata de responder a las cuestiones de cómo deben aprovecharse estas circunstancias y hacia dónde deben dirigirse ahora los esfuerzos, con el fin de poder mejor la situación. Amelia se propone efectuar un recorrido de los elementos más significativos del desarrollo del feminismo, desde el pasado hasta llegar a un atento análisis de la situación actual, dando unas posibles perspectivas de futuro.

Esta comparación temporal, nos hace evaluar las bases del feminismo y los motivos de su formación, de la situación en la que las mujeres de aquella época vivían y de los elementos espacio-temporales que han marcado la historia de este movimiento. Pretende tener una estrecha comparación con el presente y  crear una visión de futuro.

Viene propuesta también una observación sobre obras como la de François Poulain De La Barre (1647-1723) ,Marquis de Condorcet (1743- 1794), la crítica feminista a Jean-Jacques Rousseau (1712-1778), Friedrich Nietzsche (1844-1900) que son causas de opresión de "la mujer" y que no se limitan sólo a factores de herencia religiosa o social, sino que, denuncia la misoginia de origen académico e intelectual. Nuestra autora, se declara en contra de términos doctrinales como "género", a los que considera meros eufemismos para huir de las posibles connotaciones que puedan tener el concepto de feminismo o la igualdad entre los sexos. 

Valcárcel también escribe sobre cuestiones y problemáticas relativos a los agravios de la dominación masculina en la sociedad, pretendiendo desmontar aquellos preceptos de la perspectiva patriarcal,
criticando sus estereotipos y tópicos. Sin embargo, orienta su ideología hacia una atenta observación de la actualidad serial e intelectual poniendo en relación el feminismo con sus elementos de estética, belleza, pero también de violencia, para llegar a hacer un debate entre multiculturalismo y universalismo y entre paridad y cooptación.

Muy importante es la parte al final del libro, donde la autora dedica un capítulo titulado "Lo que el feminismo ha hecho por ti", donde se exponen los marcos en los que se puede interpretar la idea de igualdad: naturalismo, democracia, globalización y excelencia.

Viene tratadas también, temáticas relativas al trabajo de las mujeres, llegando a afirmar que "el empleo es el problema más radical: sin autonomía económica no hay libertad individual que aguante", con la intención de  remarcar el movimiento feminista con una impronta humanista y universalista donde la civilización no se proponga como un limite para el desarrollo de sus ideales: la democracia y el feminismo, según ella, son procesos convergentes que se fortifican mutuamente y que ponen sus elementos en común.

En resumen, la obra no se ajusta a su propia ambición, sino que la autora quiere exponer un testimonio firme y directo que aporta mucha cultura doctrinal sobre cómo el feminismo se ha desarrollado hasta este momento, analizando todo tipo de elementos fundamentales e importantes, que han caracterizado la historia de muchas mujeres que han luchado para hacer valer sus derechos y que, gracias a ellas, tenemos que seguir evaluando y protegerlos, en una sociedad donde, muchísimas veces, se olvida de cómo, anteriormente, estos derechos habían sido concebidos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada